Sacrificio en Tlatelolco (2 de octubre de 1968)

“No es casualidad que los jóvenes mexicanos hayan caído en la antigua plaza de Tlatelolco: ahí se encontraba el antiguo templo azteca donde se hacían sacrificios humanos. El asesinato de los estudiantes fue un sacrificio ritual. Se trataba de aterrorizar a la población usando los mismos métodos de sacrificios humanos de los aztecas”

Octavio Paz

Frase 161

Pues bien, se trata de plantear que, en realidad, la locura y la insensatez se encuentran del lado de quienes piensen que es posible que las cosas sigan como están y que no hay alternativa ante el sombrío panorama de desintegración social y crisis económica permanente

Atilio Borón en La Nueva Izquierda en América Latina