día tras día

Otra vez comienza todo. Las prisas. El agetreo, El despertador, ¡oh si! el despertador. Con ese sonido inconfundible, que pondría de mal humor hasta al más optimista de todos. El despertador, gallo que anuncia una nueva rutina. Que nos despierta para devolvernos a la monotonía. Una monotoía que me abruma y aburre. Todos los días parecen ser iguales. Desesperada cada día intento hacer un juego. Tratemos de buscar algo diferente cada momento, algo nuevo que le distinga de los anteriores. Otra vez empieza todo. Y tengo que volver a estudiar. Con un sistema que odio. Uno profesores cuyo unico fin es llegar y soltar la chapa. Clases estáticas que no enseñan nada de la vida. Materia silenciosa, que entra y sale sin dejar recuerdo alguno. Como quisiera poder aprender viviendo. Y no tener que leer y escuchar unicamente. Porque con las experiencias se aprende…Otra vez la pelea diaria con ellos, los profesores. Supuestos dueños de nuestra persona.  No los entiendo. Una vez más llegan imponiendo sus absurda moral. ¡ y encima prentenden hacernos tragar y callar!. Luego vuelta a casa, comer, hablar y ver la tele. Los deberes y repasar aquello que me han enseñado. Me encantaria sentarme en mi sofá. Delante de la chimenea. Y coger cada día un libro para leer. Asi aprender cosas nuevas, vivirlas y sentirlas. Y todo cambiaria, esa terrible rutina se rompería.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s