Juzgar Por las Apariencias

Juzgar por las apariencias se ha vuelto algo cotidiano en la sociedad, nos agrupamos en función de la similitud estética sin valorar a aquellos cuya apariencia no nos resulta de nuestro agrado. Desde mi punto de vista esta valoración es muy prematura y puede conducirnos a errores y equivocaciones a la hora de juzgar a algunas personas.

Según dice la RAE solo puede juzgar aquel que tiene autoridad para ello y la apariencia es aquello que parece y no es. También nos advierte que es probable que con aquellos que nos identificamos con su apariencia puedan ser más afines a nuestros pensamientos. Sin embargo, una forma de vestir, un corte de pelo, unas calificaciones, una familia o un tipo de música no define por completo como puede comportarse esa persona. Me remito a los hechos, por mi forma de vestir o quizás por la música que escucho cualquiera que me juzgase a primera vista, por las apariencias, pensaría que soy una persona muy violenta y poco tolerante. Quien me conoce sabe que no es así, el problema es que como dice el refranero español: “las apariencias engañan”. Un director aparentemente de izquierdas puede terminar censurando el comunicado de un sindicato de estudiantes. Un comunista puede parecer un salvador y en nombre del pueblo convertirse en uno de los mayores dictadores. Llevar palestinos solía ser un símbolo de apoyo a la guerra del pueblo Palestino, ahora cualquiera los compra. Dos muchachos marroquíes es normal que vayan cogidos de la mano por la calle, sin ser homosexuales. El defensor de la raza aria era un señor bajito y moreno. El país conocido como el país de las libertades es capaz de someter a mucho pueblos. Los contrarios al aborto defienden la pena de muerte para los terroristas. Y mientras Boabdil el chico lloraba la perdida de Granada “como una mujer”, Dolores Ibarruri luchó en la guerra civil “como un hombre”.

Así queda claro, creo yo, que los tópicos acerca de las apariencias de la gente o lo que cada uno es según su imagen externa pueden llevarnos al peor de los errores. Despreciar a la persona más valiosa por su aspecto o aceptar al ser más mediocre por su indumentaria. No juzgues y no serás juzgado, no es oro todo lo que reluce, pero no hagáis caso de lo que cualquier texto os diga, pues al final todos juzgamos a primera vista.

Anuncios

2 pensamientos en “Juzgar Por las Apariencias

  1. Ely Orozco dice:

    Hola, soy una mujer mexicana, orgullosa de su raza… No suelo abrir la computadora tan temprano, se me fue el sueño y abri la máquina como un acto reflejo, sólo alcancé a escuchar en la radio “no juzgar por las apariencias” y la frase quedó anclada en mi mente unos minutos, me quedé con la idea y sin más ni mas, lo tecleé y me trajo aquí, No existen las casualidades, gracias por esta enseñanza, la lectura es contundente, mi respeto siempre…. lo compartiré, es digno de hacerlo y sobre todo de vivirlo…”

  2. Eliza Orozco dice:

    Lean por favor, es imprescindible!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s