Balance de daños

Se me ha olvidado hacer el balance de las cosas buenas y malas del 2009. El 31 de Diciembre pensé en hacerlo y entre vestirme, ver a mi familia, cenar, las uvas, esperar a que me vinieran a recoger para irme de fiesta…pues se me olvidó. Y pensando en ello, me alegro, no quiero hacer un balance de los años como si fueran las cuentas finales de una empresa, fue un año, uno más con sus cosas buenas y sus cosas malas. Ha sido un año de reencuentros, de perdidas, de heridas sanadas, de nuevas heridas, de madurez, de inocencia, de aprendizaje, de viajes, de inglés, de amistades, de enemistades. Ha sido un año de refuerzo, de alegrías, de penas, de caídas y de volverse a levantar, de rutina y de improvisación. Ha sido un año como tantos otros en los que lo que de verdad importa es con quien hayas estado al lado. El 2009 lo empecé con gente muy importante para mi y por eso ha sido un gran año. En algún lugar leí que lo que importa es como termina, pues si es así, desde luego que el 2009 fue un año increible.

Feliz 2010, que sea un año realmente feliz, más allá de lo que digan los demás sobre el futuro del mundo, que cada uno hagamos que para los que están con nosotros sea un año estupendo.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s