A veces

Hay momentos en la vida en los que te das cuenta de que las cosas importantes de verdad, son muy pocas. Esos son los momentos que más duelen. Son los momentos en lo que te das cuenta de esa certeza que es la muerte. Y entonces el resto de problemas desaparecen, se difuminan. Dejan casi de ser problemas. Son simples obstáculos, casi retos de la vida. De esa vida, que te das cuenta, es lo único importante. La tuya, la de los que quieres, la de los que valen la pena. La vida, esa en la que hay pocas cosas realmente importantes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s