¿Tenemos algo que agradecerle los demócratas a Juan Carlos I?. Fort Apache

Yo creo que tenemos que agradecerle el haber proporcionado la coartada a un país que traicionó el legado de los republicanos. Aquellas personas que pararon durante tres años los pies al fascismo. Cosa que no se hizo en ningún otro lugar de Europa y que generó el asombro de buena parte del Mundo. Un país. Un país que traicionó ese legado y que además dejó que el dictador muriera en la cama. Ahí aparece el rey como una persona que era pobre, era franquista y condescendiente con la dictadura y que pasó a ser un símbolo de la riqueza, de la democracia, de la indulgencia. Yo creo que en un país que está sostenido sobre una gran mentira que es la transición, el rey es el que permite que esa gran mentira pueda ser llevada con amabilidad por parte de un pueblo que todavía no ha tenido el coraje de enfrentarse a él. – Juan Carlos Monedero

Este país tiene que agradecer ser de las pocas transiciones que no pudo votar por su modelo de estado. Porque el modelo de estado vino impuesto y no había discusión posible porque el constituyente no fue el pueblo sino los poderes económicos y políticos  herederos del franquismo. Y la gente de mi generación tenemos que agradecer haber vivido en una ficción democrática. […] En definitiva yo creo que lo único que debemos agradecerle es ser súbditos en lugar de ciudadanos, y eso es muy poco democrático – Tania Sanchez

Una transición que fue transición y no ruptura. Es una lástima que la historia discurriera por ese camino porque lo que necesitaba España era una ruptura con la dictadura, una ruptura clara con la dictadura. Una ruptura no solo política sino una ruptura social. – Marià de Delàs

Es un rey ilegítimo que fue instaurado por el dictador, uno de los dictadores más sanguinarios del siglo XX. Que fue cómplice de la represión y nunca tuvo ni ha tenido la vergüenza, la dignidad, la honestidad de pedir perdón a las víctimas. Y que además ha vivido instalado en el privilegio, en la opacidad, con lo cual ha terminado siendo el jefe de una casa real corrupta. […] es el ejemplo vivo de la decadencia – Joan Tardá

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s