Haikus de Mario Benedetti

Los hombres odian,

presumen, sueñan pero

las aves vuelan

 

 

Hay pocas cosas

tan ensordecedoras

como el silencio

 

 

Quién lo diría

los débiles de veras

nunca se rinden

 

 

Quisiera verte

en vigilia o en sueños

o dondequiera

 

Cuando te vayas

no olvides de llevarte

tus menosprecios

 

Se despidieron

y en el adiós ya estaba

la bienvenida

 

Patrias de nailon

no me gustan los himnos

ni las banderas

 

 

Somos tristeza

por eso la alegría

es una hazaña

 

 

Hay sinvergüenzas

que agravian, hieren, matan

tienen estatuas

 

 

Si me enternezco

dejaré de ser justo

pero qué importa

 

 

La poesía

dice honduras que a veces

la prosa calla

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s