Fragmento dos de La Tregua de Mario Benedetti

“Una vez, hace muchos años, le oí decir al más viejo de ellos: “El error de algunos hombres de comercio es tratar a sus empleados como si fueran seres humanos”. Nunca me olvidé, ni me olvidaré de esa frasecita, sencillamente porque no la puedo perdonar. No solo en mi nombre, sino en nombre de todo el género humano. Ahora siento la fuerte tentación de dar la vuelta a la frase y pensar: ” El gran error de algunos empleados es tratar a sus patrones como si fueran personas”. Pero me resisto a esa tentación. Son personas. No lo parecen, pero lo son. Y personas dignas de una odiosa piedad, de la más infame de las piedades, porque la verdad es que se forman una cáscara de orgullo, un repugnante empaque, una sólida hipocresía, pero en el fondo son huecos. Asquerosos y huecos. Y padecen la más horrible variante de la soledad: la soledad del que ni siquiera se tiene a sí mismo”

Página 132

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s