Estela de Carlotto, presidenta de las Abuelas de Mayo, encuentra a su nieto después de 36 años

“Hoy cumples 33 años. La edad de Cristo como decían, “decimos”, las viejas. Con esta inspiración pienso en los Herodes que “te mataron” en el momento de nacer al borrar tu nombre, tu historia, tus padres. Laura (María), tu madre, estará llorando en este día tu crucifixión y desde una estrella esperará tu resurrección a la verdadera vida, con tu real identidad, recuperando tu libertad, rompiendo las rejas que te oprimen.

Querido nieto, qué no daría para que te materialices en las mismas calles en las que te busco desde siempre. Qué no daría por darte este amor que me ahoga por tantos años de guardártelo. Espero ese día con la certeza de mis convicciones sabiendo que además de mi felicidad por el encuentro tus padres, Laura y Chiquito y tu abuelo Guido desde el cielo, nos apretarán en el abrazo que no nos separará jamás. Tu abuela, Estela.”

 

En 2011 Estela escribía esta carta a su nieto. A su nieto no conocido. Pero ya amado como si le hubiera visto nacer. Porque para los que no lo sepan, a la gente así de cercana se la quiere sin conocerla. Se la echa de menos como a cualquiera. Y el dolor de no haber podido disfrutar de su presencia, duele como el que pierde a alguien.

Hoy, le ha encontrado. Y no hay más que decir. Que la vida, a veces, a pesar de lo que intentan muchos malnacidos, consigue ser bella, contra toda expectativa.

Gracias por la gran lección de la vida Estela. Que rendirse no es una opción.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s