Mi heroína

Ella cuida y enseña a los niños. Dudo que alguien pudiera hacerlo mejor que ella porque es, sin exagerar, la persona más cariñosa, dulce y alegre del mundo. Es capaz de hacer que recoger la maleta y la cama sean cosas divertidas.

Escribo esto porque hoy, cuando la oía hablar de su trabajo, después de tanto años haciéndolo, no se cansa. No ha dejado de hacer que la gente que está con ella salga contenta. Se sienta en casa. Y es que ella es eso. Es casa. Es el lugar más agradable del mundo. Os lo juro. Y creo que nunca la he dicho que la admiro. Me siento fatal por ello. Por que la admiro tantísimo. Admiro lo generosa y atenta que es con la gente. Lo cariñosa e inteligente. Y ojala yo supiera ser tan dulce y alegre como lo es ella. Por que de verdad, os prometo que esté donde esté si me siento triste solo tengo que llamarla, y decirla que la echo de menos. Y bastan dos palabras suyas para que me sienta en casa.

Si dijera que es mi madre probablemente pensaríais que todas estas palabras no son más que fruto del amor profundo de una hija a su madre. Puede que si. Pero es que lo siento tan dentro de mi. Es tan fuerte el sentimiento. Y ella se lo merecía. Merecía que dijera todo lo que pienso de ella. Lo orgullosa que estoy de que sea mi madre. Y lo bonita que me parece.

Por la noche merece la pena quedarme despierta solo por que ella abra mi puerta para darme las buenas noches.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s