Recuerdos de la infancia

​Leo esta noticia y me acuerdo cuando en quinto de primaria me dediqué a recoger firmas contra la guerra de Irak y se las mandé a Aznar. Ahora lo pienso y me doy cuenta de lo inocente e ingenua que era en ese momento. Doscientas firmas enviadas por una niña de 11 años no iban a lograr cambiar el mundo. Pero siento cierta ternura y admiración por los sueños de esa niña. Así que leo esta noticia y siento un orgullo y admiración profundos por estos chavales que no sé si van a lograr lo que se proponen, ojalá que sí. Pero sobre todo porque ahora, con el paso del tiempo, he aprendido que lo importante es no rendirse y saber que si algo no te gusta hay que intentar cambiarlo, porque al final, en el fondo, el mundo solo cambia si las personas cambiamos y dejamos de ser los conformistas que el sistema quiere crear.

http://www.elplural.com/2016/09/14/tres-estudiantes-de-14-anos-entregan-240000-firmas-contra-las-revalidas

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s