Lunes

El problema de tener la suerte de aportar algo, de hacer algo importante, es cuando querrías que esa fuera tu vida siempre. Y cuando se acaba duele. Duele mucho. Y es difícil sacarte la sensación de felicidad que produce dedicarte a lo que te gusta. La felicidad de hacer algo que importa. Que ayuda. 

Duele tanto que quiero olvidarme que pasó. Duele tantísimo que no quiero ni recordar que fui así de feliz. 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s